Otras rutas


Versión para impresiónEnviar a un amigoVersión en PDF

Además de las rutas sugeridas el viajero se puede adentrar por cualquiera de los caminos que recorren el municipio, con la seguridad de que cada rincón le deparará una agradable sorpresa.

Ascensión a Cerreo

Ascensión a CerreoPartiendo de Los Mártires, se sigue el camino hacia la Barca. Una vez se alcanza el Barranco de El Suto, y por una senda situada a la izquierda del mismo, se sigue hasta situarse frente a Gibaja, y se continúa ascendiendo por la ladera. Una vez en la cima se toma un pequeño camino, a la izquierda, que conduce hasta lo más alto de este monte, desde el que se divisa una impresionante panorámica de todo el tramo medio del Asón.

Subida al Alto de Lodos

Caballos en el CañoAscendiendo por la carretera de La Edilla a La Rasa, una vez remontado este lugar, se sube por el cortafuegos de Mezquita hasta alcanzar la cumbre. Además de una amplia vista, es posible contemplar túmulos megalíticos y el menhir, Ilso de Lodos. Testimonios que nos hablan de la ocupación de estos lugares de media altura desde al menos los tiempos neolíticos. En las praderías situadas en sus inmediaciones pastan libremente vacas y caballos. En sus proximidades se encuentra la ermita de Las Nieves.

Algunos amigos nos han visitado desde Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8425758

De Cereceda a La Edilla

Puente La EdillaSe parte de la plaza donde se encuentra el Museo de la Cantería y la Iglesia Superado el viaducto que va por encima de la CN-629, en dirección a Las Ferrerías, hay que tomar el camino que conduce al cementerio. Desde allí, se continúa hasta pasar un pequeño puente sobre el río Silencio, junto al que se sitúa el molino de Gerralagua. Superado éste, y a través del camino del Sabín, acceso rodado por el que se llega al mismo, se continúa hasta pasar un puente sobre el Ruhermosa, para tomar dirección hasta el barrio de La Edilla. La vuelta se puede realizar siguiendo la carretera paralela al Ruhermosa, hasta donde confluye con el río Silencio, en Cadalso, de allí se toma el camino que conduce al punto de partida.